Respondemos a sus preguntas

Pinche con el ratón en una pregunta para ver la respuesta:

1. ¿Cómo funciona este sistema?

¿En qué casos acudimos a una empresa de recobro?

Para confiar su deuda a una sociedad de recobro como la nuestra, ésta deberá ser líquida, vencida y exigible o, dicho de otro modo, tiene que corresponder a la venta de un producto o de una prestación, cuyo importe está definido y ya haya superado la fecha de vencimiento.

¿Siempre tienen éxito y cuánto tiempo suelen tardar?

Algunos asuntos se saldan en 8 días, otros en uno, dos o tres meses, a veces, mucho más y otros nunca. Todo depende de la solvencia del deudor, de las pruebas que usted tenga en su poder, de los trámites necesarios…

¿Podemos acudir a su empresa para una única gestión?

Sí, no hay ningún compromiso mínimo de gestiones ni de importes por recuperar.

¿Cuál es el plazo de prescripción para un cobro?

El plazo de prescripción de una deuda depende de la naturaleza del impago y del deudor. Sin embargo, es éste último quien tiene que solicitar la prescripción. Por lo tanto, puede reclamar sus deudas aunque daten de hace años.

¿Hay riesgo de que pierda a los clientes a los que reclamo?

Tratamos de conservar su relación con el cliente y damos prioridad a la vía amistosa, ya que sabemos que un cliente que le debe dinero no volverá a trabajar con usted hasta que haya pagado su deuda anterior.

¿Cuál es la suma mínima para un cobro?

A partir de 15 € y todos se rigen por las mismas condiciones.

2. Confiarnos un asunto

¿Se puede enviar una lista de deudores por mail?

Sí, pero no se olvide de adjuntar el albarán de impagados firmado si todavía no es cliente.
Para agilizar los trámites, descárguese y envíenos cumplimentado el fichero de datos.

¿Qué hacer para enviarnos un asunto?

Basta con hacer una solicitud de documentación para recibir el albarán de impagados así como los códigos de acceso.

¿Ya es usted cliente?

Entre en su espacio cliente para introducir nuevos asuntos.

¿Qué justificantes necesita?

Para iniciar los trámites, nos basta con una simple lista de sus deudores. Más adelante, si lo consideramos necesario o si su deudor nos lo reclama, le pediremos fotocopias de los justificantes (contrato, albarán de pedido, correos intercambiados…).

No tengo la dirección del deudor, ¿qué puedo hacer?

En el caso de particulares, no podemos intervenir sin la dirección. Sin embargo, podemos hacer una búsqueda de dirección para luego iniciar un procedimiento.
Para las empresas, estamos abonados a bases de datos que nos dan acceso a las direcciones oficiales de las sociedades.

¿Se pueden reclamar gastos extras al deudor?

Puede añadir una penalización por retraso en el pago si se mencionaba en las condiciones generales de venta aceptadas por su deudor. El tipo de la penalización es igual al tipo de interés de refinanciación del BCE incrementado en 10 puntos.

¿Puede confiarnos un asunto de impago tras sentencia o intervención de agente judicial?

No, no aceptamos asuntos tras sentencia o intervención de agente judicial, ni asuntos tratados previamente por otra empresa de recobro.

3. Facturación

¿A quién tiene que pagar el deudor?

El deudor tiene que pagarnos en nuestra página web segura o por cheque, transferencia o giro postal.

¿Cuándo me abonarán los fondos recuperados por su gabinete?

Una vez que el deudor nos ha pagado, elaboramos los extractos a final de mes y le enviamos inmediatamente por cheque o transferencia todos los cobros, incluso parciales (por lotes de 3), una vez deducidos nuestros honorarios.

El deudor me ha pagado directamente, ¿qué tengo que hacer?

Si el deudor le paga directamente, tiene que notificárnoslo inmediatamente en el espacio cliente o por mail para que interrumpamos el procedimiento. A final de mes, le enviaremos nuestra factura de honorarios para que nos la abone por transferencia bancaria o en nuestra página Web de pago seguro.

¿Pueden facturar estos honorarios al deudor?

Contrariamente a lo que ocurre en algunos de nuestros países vecinos, la legislación francesa nos prohíbe facturar los honorarios a los deudores particulares  (deudor particular = persona física) (artículo L111-8, ley de enjuiciamiento civil procedimientos de ejecución). Por este motivo, tenemos que facturar los honorarios a nuestros clientes. Si sus deudores son profesionales podemos, en algunos casos, reclamar una indemnización complementaria por gastos de cobro.

¿Cómo calculan los honorarios?

Facturamos nuestros honorarios sobre las sumas recuperadas tras nuestra intervención, al porcentaje indicado en nuestras condiciones de cobro. Nunca le reclamaremos honorarios en caso de fracaso en el cobro.

4. Seguimiento

¿Y si no estoy satisfecho con sus servicios?

En caso de no conseguir el cobro, podrá relevarnos en un asunto, mediante carta certificada con acuse de recibo, en la que solicite que se interrumpa el procedimiento y se le devuelvan los documentos que obren en nuestro poder. En ese caso, no nos deberá nada.

¿Y qué ocurre si el procedimiento fracasa?

En ese caso, le enviamos un certificado de irrecuperabilidad para que pueda consignar la deuda en pérdidas.

¿Cómo me tendrán informado de las acciones llevadas a cabo?

Además del espacio para clientes en donde puede seguir la evolución de sus asuntos, le enviaremos una notificación por mail o por fax de cada una de las acciones realizadas por escrito.

¿Tengo derecho a confiar un impago a otra empresa de recobro?

No, si nos ha confiado una deuda, tiene que dejarnos la gestión completa y no puede permitir que intervenga un tercero, competidor nuestro.